Adiós a la teta

Tras dos lactancias maternas, he dado fin a esta preciosa y dura etapa. A mi primera lactancia le costó arrancar y más acabar...y la segunda, ha ido superando distintos problemas. Te cuento en este post todas nuestras dificultades para mostrarte que si quieres una lactancia materna, a pesar de las dificultades que te puedes encontrar, es posible con paciencia y amor. Disfruta tu lactancia porque un día se acabará.