6 actividades refrescantes para hacer en verano con peques.

Actividades sencillas y fresquitas para jugar en casa a través de los sentidos.

1. Flores congeladas

Sobre la mesa de luz el efecto es impresionante.

Congelar flores es una actividad que le encanta a mi hijo. Por un lado, siempre que paseamos vamos recogiendo flores silvestres y; por otro lado, en casa las congelamos en la cubitera y jugamos con ellas.

Otra opción: puedes congelar lo que se te ocurra (conchitas, pompones, gomitas…). Cualquier cosa que le guste a los peques!

2. Pintar con hielos de colores

Pintando con hielos de colores

Otra actividad sencilla de preparar y que gusta mucho es pintar con hielos. Para ello, basta con llenar una cubitera con agua con diferentes colorantes alimentarios. (si no tienes puedes utilizar temperas pero ojo, no se lo lleven a la boca).

Para que puedan cocerlos bien es recomendable poner en cada cubito un palillo o palito de helado.

Un truco: si pones papel albar sobre los hielos y clavas después los palillos se quedarán más fijos de lo que me quedaron a mi (esto lo he descubierto luego…)

Una vez se haya congelado sólo tienes que sacarlos de la cubitera y pintar sobre papel recio.

Tintar hielos con elementos cotidianos

Otra versión para los hielos de colores si no tienes colorantes en casa o quieres innovar es utilizar productos cotidianos.

Para obtener estos colores nosotros utilizamos: salsa de tomate, cereza machacada, salsa de soja, aceite de oliva, lavavajillas, leche y, agua para aclarar los tonos.

3. Una piscinita de bolas

Seguro que tienes alguna piscinita por casa y si no, siempre puedes utilizar la bañera para jugar. Pero si además, añades las bolas de colores, la experiencia será mucho más divertida.

Nosotros también creamos una canasta de cartón agujereando un plato de cartón y poniéndole como soporte 1 pajita dividida en dos.

El juego consistía en encestar la bola del color que tenía como referencia pegado en la pared con celo.

4. Fuente arcoiris

Jugar con agua, otro de los pasatiempos preferidos de los niños.

En esta ocasión, hicimos una fuente arcoiris con 6 vasitos de plástico.

Primero, agujereé la base de los vasitos con un palillo. Añadí un poco de colorante alimentario en cada vasito de forma que se quedara en los bordes del fondo.

Por último, añadimos agua a los vasitos gradualmente para conseguir el efecto sorpresa que puedes ver en el video:

Nuestra fuente de colores.

5. La playa en casa.

Minimundo “el mar”

Nos gustaría pasarnos el verano en la playa; sin embargo, no es posible. Por tanto, nos trajimos la playa a casa. ¿Cómo? Simplemente, en la última visita a la playa me llevé un buen saco de arena para Zaragoza.

Ya en casa, con nuestra mesa sensorial Flisat (os hablé de ella en el post de 20 productos para niños de Ikea) metemos en una bandeja la arena con conchitas y en otra, agua con miniaturas de animales del mar.

Los minimundos sensoriales es algo que fascina a los niños, con lo que pueden jugar y experimentar libremente.

Jugando con nuestra playa.

6. juegos con agua al aire libre

Una batalla acuática, una piñata de globos de agua, un túnel de lavado de niños o el clásico juego de “bomba” versión globos de agua. A continuación te dejo un pdf con 4 actividades al aire libre para jugar con globos o pistolas de agua para resistir al calor.

Espero que te hayan gustado estas actividades. Son sencillas y muy divertidas, perfectas para estos días de tanto calor.

Si quieres también puedes seguirme a través de mi cuenta de IG o Facebook Mamaatodogas.

¡Feliz verano!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s