Crea tu árbol de las estaciones

Las estaciones, el cambio del tiempo, son contenidos que se trabajan en los primeros años de escolaridad y que a los niños les fascina ya que es algo cercano a ellos y que ellos mismos experimentan.

Una forma muy visual de representarlas es a través de un árbol de las estaciones que muestre los cambios en el entorno.

Hace tiempo que quería hacer un diorama (maqueta) de un árbol que mostrará estos cambios. Es un trabajo que requiere tiempo, creatividad y mucho detalle.

Aprovechando el confinamiento y los materiales que teníamos por casa, hemos creado nuestro árbol poco a poco.

El primer paso es coger 2 cartones, hacer el dibujo de un árbol en uno, recortarlo, repasarlo en el otro y ya tienes las dos partes del árbol. Al principio, les hice tronco, como se ve en el dibujo; sin embargo, luego me dí cuenta de que no quedaba bien para separar una estación de otra y lo corté.

Después, hay que hacer un corte en cada árbol (en uno desde arriba hasta el centro y; en el otro, desde abajo hasta el centro, también) y encajarlos.

Recortando las partes de la maqueta.

Además, necesitamos una base circular. Yo la hice repasando el contorno de un plato en un cartón.

Una vez tenemos la maqueta, pasamos a pintar el fondo. Lo mejor, es escoger 4 colores diferentes para simbolizar cada estación pintando un cuarto del árbol y de la base de cada color. En mi caso, escogí:

  1. azul para el invierno
  2. verde para la primavera
  3. amarillo para el verano
  4. rojo para el otoño.

Ahora, deberíamos de pintar las ramas de nuestros 4 árboles. Pintura de dedos es lo más útil; pero, si no tenemos, nos pueden servir, acuarelas o pintura acrílica.

Por último, y lo más divertido, toca decorar cada estación. Te explico cada estación para darte ideas, aunque cada uno puede hacerlo como más le guste ¡utilizando toda su imaginación y lo que tenga por casa!

primavera

Lo que más caracteriza la primavera son las flores y los animales que salen de sus guaridas.

Nosotros, pegamos flores y pájaros que tenía guardados del libro sensorial que le hice a La Pequeña Guerrera. Puedes dibujar, recortarlos de papel de regalo o revistas o, imprimir tus flores y/o pájaros. ¡Lo importante es mucho color!

A dos pájaros, les hicimos con hojitas de romero un nido. También, les puedes hacer una casita o poner un columpio colgado de uno de las ramas con un trozo de cartón y dos cuerdas.

Para la hierba, pusimos plastilina verde, un ciervo paseando y una gran flor en el centro.

Árbol de la primavera
Árbol de la primavera

verano

Muchos árboles dan su fruto en verano. Nosotros hemos elegido un manzano. Con goma eva recorté las manzanas y las pegamos con cola blanca. Puedes dibujar y pintar otra fruta, imprimirla o recortarla de papel charol, cartulinas, etc.

Además, pusimos un playmovil, con su sombrilla, pescando en un lago. El lago está hecho con un trozo de bolsa de basura y piedrecitas de un florero, la caña es un palillo con un hilo y el pez de plastilina.

También, es buena idea, poner patitos, una hamaca con algún personaje tomando el sol o comiéndose un helado…

Árbol del verano.
Árbol del verano.

otoño

Lo que más llama la atención a los niños de esta estación son las hojas caídas de los árboles y cómo cambian su color. Nosotros hicimos hojas de papel de seda amarillas, naranjas y marrones, pegadas por el árbol; si puedes yo me quedé con las ganas de poner también por el suelo.

De esta estación, también, son muy típicas las calabazas (sí, no podemos olvidar Halloween.), los frutos secos, ardillas, conejos, piñas…

Aunque me quedé con las ganas de hacer una castañera sentada en un banquito, nos apañamos con ardillas y piñas que es lo que tenía por casa…

Árbol del otoño.
Árbol del otoño.

invierno

Por último, aunque aquí veamos nevar de ciento a viento, si algo representa al invierno es la nieve. Representamos la nieve pegando algodón en las ramitas y en el suelo. También, se pueden pegar copos de nieve de papel por el árbol.

Como personajes, pusimos un pingüino, aunque no pega nada en un árbol… al menos, es de zonas frías jaja

¡Puedes hacer un trineo con palillos si te ves con fuerzas!

Lo que nunca falta en un paisaje de invierno es un muñeco de nieve. Como no teníamos plastilina blanca, hicimos pasta de sal y la pintamos de blanco. Con un palillo y retales hicimos la escoba, nariz y bufanda.

Árbol del invierno.
Árbol del invierno.

Para la pasta de sal, utilizamos dos medidas de harina, una de sal, una de agua y un poco de aceite de girasol para moldear mejor la pasta. Puedes esperar los días que haga falta para que se seque por sí sola o meterla al horno o microondas.

ingredientes pasta de sal
ingredientes pasta de sal

Espero que te haya gustado nuestra propuesta para estos días y disfrutes con tu peque aprendiendo las estaciones mientras derrochas imaginación y arte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s