Me encanta abrazar a mis hijos y achucharles. Abrazar a mi marido y estar un rato así, simplemente abrazados.

¿Cuántas veces has abrazado hoy a tu hij@ y/o a tu pareja?

Todas las mañanas, Principito, al despertarse, necesita un fuerte abrazo. Creo que es la energía que necesita para empezar el día.

Ayer, mientras estábamos fundidos en uno de esos abrazos revitalizadores me vino a la cabeza una imagen.

Había leído, hacía semanas, el hallazgo del cadáver de una madre abrazada a su bebé en el mar Mediterráneo. La guardia costera italiana encontró el cuerpo a más de 500 metros del lugar en que se hundió su embarcación.

No puedo evitar imaginarme a la madre protegiendo con sus brazos a su bebé, sumida en la desesperación. Cuando sabes que no puedes hacer nada más, lo último que te queda es eso: abrazar a tu hijo hasta el final.

Abrazar, consolar, animar, dar energía, júbilo. Muchas veces, un niño solo necesita alguien que le abrace. Para calmarle, para darle seguridad, para saber que estás ahí con él y que lo entiendes.

Hay amplios estudios que demuestran el poder de un abrazo.

¿Qué nos aportan los abrazos?

  • Vínculo
Piel con piel nada más nacer. Foto de  Tom Adriaenssen  (Wikimedia)
Piel con piel nada más nacer. Foto de Tom Adriaenssen (Wikimedia)

El primer abrazo que daremos a nuestros hijos: el piel con piel. (Una de las cosas que más eché de menos en mis dos cesáreas). A través de este abrazo, tan especial, comienza nuestro vínculo, nuestra unión.

El abrazo crea un sentimiento de pertenencia, de formar parte de un grupo que te quiere, valora y protege. ¿Habéis probado alguna vez los abrazos en grupo? A mi me encanta, hacerlo con mis alumnos cuando celebramos algún éxito.

Cada vez que abrazamos a nuestros pequeños, les demostramos que estamos, ahí, a su lado, pase lo que pase. El famoso apego seguro madre/padre-hijo, se desarrolla, en parte, gracias a estas muestras de cariño en la familia.

Madre y cría abrazados mostrando un apego seguro
Madre y cría abrazados mostrando un apego seguro
  • Confianza. Seguridad

Un abrazo en un momento de debilidad consigue darte la confianza, el empujón para continuar, para intentar aquello que se te resiste.

  • Energía.

A través del abrazo transferimos energía positiva a la otra persona. Conectamos con esa persona, sin necesidad de palabras

Como he dicho antes, a mi me gusta despertar a Principito abrazándolo para que emprenda su jornada con energía y; acabar el día, también, abrazando a mi hijo en la cama para desearle buenas noches.

  • Bienestar emocional

Los abrazos son una muestra de amor. Un niño que es abrazado, frecuentemente, será un adulto feliz y estable emocionalmente.

Un abrazo hace que nos sintamos bien, ya que nuestro cerebro libera las hormonas dopamina y serotonina.

Por otro lado, todas habréis oído hablar de la oxitocina, esa hormona que segregamos en el parto, que supuestamente hace que disminuya el dolor y que tengamos aún más ganas de abrazar a nuestro bebé.

Pues bien, nuestro cerebro, también, produce oxitocina en el trascurso de un abrazo.

  • Salud

Esta misma hormona, la oxitocina, además de producir bienestar emocional, mejora nuestra salud, ya que fortalece nuestro sistema inmunológico.

Mens sana in corpore sano.

  • Relajación

Cuando estamos estresados nuestros músculos se tensan. Un abrazo largo hace que desconectemos para conectar con quien abrazamos/nos abraza. Así, sin darnos cuenta, nuestros músculos se relajan y, en consecuencia, nuestra mente.

infografía de Hoptoys.es

Puede que te interese también, el artículo “los abrazos son el alimento emocional de los niños” de menteasombrosa.com

Espero que te haya gustado el post y aproveches para abrazar, todo lo posible, a tus seres queridos: desde tus hijos hasta la abuela, pasando por el perro o el gato si tienes. 😉

Publicado por Mamaatodogas

Mamá de dos hijos pequeños, uno de ellos con discapacidad. Maestra y psicopedagoga. Soy autora de este blog personal sobre maternidad con la intención de poder ayudar a otras mamis, con mis experiencias buenas, y no tan buenas. Corriendo por la vida, pero disfrutando de cada momento. En busca de la felicidad.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: