Parece que cuando se acaba el verano la playa echa el pestillo y ya no nos planteamos pasar unos días en la costa. Sin embargo, a mi modo de ver, es cuando más se disfruta…

¿Por qué en otoño?

En otoño o primavera, la playa es un excelente destino.

  • Hace una temperatura aceptable. En invierno, ya es otro cantar…
  • La playa no está masificada. (Todos recordamos los momentos en los que vas a Salou, Benidor, o similares, y tienes casi que pelearte por encontrar un hueco en el que meter: las toallas, la sombrilla, hinchables varios, los juguetes…y encima ¡quieres estar en primera línea para vigilarlos!).
  • Al ser temporada baja, alquilar un apartamento/hotel sale mucho más barato.
  • Llevas menos cacharros. Si está nublado te libras de la sombrilla. Como tampoco te vas a bañar, no hace falta coger manguitos/churro y puedes dejar en casa la mega barca/flotador/unicornio o el hinchable que sea…

¿Y qué hago en la playa si no me puedo bañar?

Realmente, si eres un valiente te puedes bañar. E incluso te puede pasar como a mi este finde, que salga un día de verano y el agua esté caliente; sin embargo, el mar está atestado de medusas y entonces sí que es de valientes meterse al mar.

  • Jugar con la arena. Obvio ¿no? ¡La playa es un arenero gigante! Puedes hacer los típicos castillos de arena o buscar tesoros escondidos. ¿Porqué no juegas con tu hij@ a esconder algo (de poco valor, mejor…) y que lo encuentre?.
Principito decorando su castillo.
  • Recoger conchitas o piedras preciosas. A todos los niños les encanta coleccionar cosas, y las conchas son una de sus preferidas.
Principito recogiendo conchitas en la playa.

En casa con las conchas y arena, que hemos ido recopilando de diversas playas, hemos hecho este tarro de la playa, lleno de pequeños recuerdos. ¡Un poquito de Naturaleza en casa! (Más adelante os enseñaré el del bosque)

  • Volar una cometa. Uno de los mejores regalos que le hicimos a Principito a los 3 años fue la cometa. No quería cogerle un juguete porque, sinceramente, tienen demasiados y quería que fuera algo que pudiera usar al aire libre.
Principito volando su cometa

Nuestra cometa la compramos en Decathlon y la verdad que relación calidad precio, muy bien. Además, tenéis un montón de modelos chulos.

  • Dibujar en la arena. Un juego magnífico para trabajar la motricidad fina. Haciendo giros de muñeca o moviendo los dedos en la arena de forma coordinada (ojo-mano) nuestros peques desarrollan más destreza, precisión y habilidad. Esto nos ayudará posteriormente, en la grafomotricidad.
  • Pasear. Es un deporte apto para todas edades. Además, ¿A quién no le gusta sentir los pies desnudos en la arena y el agua fresquita?. No importa que vayamos con chaqueta podemos llevar los zapatos en la mano. Y si tienes un bebé, ¡portéalo!
Porteando a la Pequeña Guerrera

Además, de pasear por la orilla, por supuesto puedes hacer cualquier tipo de deporte, correr chapoteando, ir en bici por el paseo, jugar a volleyball o fútbol en la arena…

Seguro que se te ocurren un montón más de opciones para hacer en la playa fuera de temporada: Si te apetece compartir alguna idea, ¡deja un comentario!.

Publicado por Mamaatodogas

Mamá de dos hijos pequeños, uno de ellos con discapacidad. Maestra y psicopedagoga. Soy autora de este blog personal sobre maternidad con la intención de poder ayudar a otras mamis, con mis experiencias buenas, y no tan buenas. Corriendo por la vida, pero disfrutando de cada momento. En busca de la felicidad.

Participa en la conversación

1 comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: