Este cuento tan conocido nos encanta a padres, niños y profesores. Lo primero que vi al entrar en el cole de mi hijo era un mural precioso con los cinco monstruos (rabia, alegría, tristeza, miedo y calma)¿Pero por qué nos gusta tanto?

  • Es simple. Dibujos sencillos y claros con poco texto.
  • El protagonista es un monstruo simpático. A todos los niños les encantan los monstruos…
  • El monstruo se lía con las emociones y una niña tiene que ayudarle a ordenar/organizar sus emociones.
  • Trabaja las emociones. Cada vez más, afortunadamente, se trabaja la inteligencia emocional desde edades muy tempranas. En este caso, se tratan cinco emociones básicas identificándolas con colores: rojo-rabia, azul-tristeza, verde-calma, negro-miedo y amarillo-alegría.
  • Al ser tan popular existe una gran cantidad de merchandising y de actividades en la Red para explotar el cuento.

¿Cómo trabajar las emociones en casa?

Para este cuento hay un sinfín de cosas que podéis hacer con los peques:

  • Un dibujo. Podéis descargaros este dibujo para que vuestros hijos lo coloreen.
  • Una canción. Nosotros estuvimos una larga temporada cantando esta canción con Principit. Es bonita y sencilla de recordar.
  • Un videocuento. En youtube podéis encontrar el cuento narrado si no tenéis el libro. Aunque yo creo que si os gustan los cuentos es un básico; pero, nunca está de más saber que podemos visualizarlo también desde el móvil.
  • Un registro de emociones. La niña sugiere al monstruo: “ordenar las emociones para que funcionen mejor”. En casa, nosotros usamos cinco tarros vacíos de mermelada. Durante un mes estuvimos metiendo “fichas” del color de la emoción que sentía Principito en el tarro correspondiente. Es una forma muy visual de reconocer sus emociones. Mi recomendación es establecer un rato, al final del día, para hacerlo juntos y de paso, hablar de la situación que ha generado esa emoción. De esta forma, ellos aprenden también a exteriorizar y reconocer sus sentimientos.
Frascos rellenos de círculos de colores que representan las emociones
  • Una manualidad. Para las que se apañen cosiendo, yo le hice a mi hijo los 6 peluches de los 6 colores que adopta el monstruo. Al principio le había hecho solo 5; pero, insistió tanto en el monstruo rosa, que acabé haciéndolo también.

Yo hice los monstruos siguiendo el patrón del dibujo que os he enlazado antes. Utilice fieltro de colores y guata, para el relleno. A Principito le gusta mucho jugar con ellos…

Monstruo rosa hecho con fieltro.

Un poquito de historia de Ana Llenas

Ana Llenas es una ilustradora, diseñadora gráfica y directora de arte, que actualmente trabaja como autora e ilustradora de libros (de ahí que nos encanten las ilustraciones de sus cuentos…).

Aunque el más conocido es “El monstruo de colores“, Ana tiene otros cuentos ilustrados muy chulos como “Te quiero (casi siempre)“o “Si yo fuera un gato“, sin olvidar de su versión “El monstruo de colores va al cole“, el cual nos puede ser muy útil en el período de adaptación, que ya comentábamos en el anterior post “La primera reunión del cole”.

Otros libros para trabajar la inteligencia emocional.

¿Y qué es la inteligencia emocional?

No puedo acabar el post, sin contaros un poquito sobre la inteligencia emocional. Howard Gardner, en 1983, introdujo el concepto de inteligencia emocional en su libro “Inteligencias múltiples: la teoría en la práctica“. Fijaos que hace ya casi 40 años que hablamos de este tipo de inteligencia…

Este psicólogo, defendió la idea de que la capacidad cognitiva de una persona no podía ser definida por su cociente intelectual medido a través de un test estandarizado.

Imagen que resume las 8 inteligencias múltiples de Howard Gardner

Según este autor, la inteligencia se compone de un conjunto de 8 inteligencias que trabajan de forma conjunta: inteligencia lingüística, inteligencia lógico-matemática, inteligencia visual-espacial, inteligencia corporal-cinestésica, inteligencia intrapersonal, inteligencia interpersonal e inteligencia naturalista.

Desde el punto de vista de la neuroeducación, las inteligencias múltiples aportan un sentido real a la enseñanza individualizada dentro del aula inclusiva. Es decir, entendemos la inteligencia más allá de lo cognitivo.

Publicado por Mamaatodogas

Mamá de dos hijos pequeños, uno de ellos con discapacidad. Maestra y psicopedagoga. Soy autora de este blog personal sobre maternidad con la intención de poder ayudar a otras mamis, con mis experiencias buenas, y no tan buenas. Corriendo por la vida, pero disfrutando de cada momento. En busca de la felicidad.

Participa en la conversación

2 comentarios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: